Embudo de Ventas, ¿qué es?

Embudo de Ventas, ¿qué es?

Un embudo de conversión es un sistema escalonado que se utiliza para convertir a un usuario en un cliente de pago. El embudo de conversión en cada negocio o producto es una representación que siguen los clientes cuando quieren comprar algo; dicho camino empieza  por concienciarse de posibles soluciones, luego pasa al interés por algunas de ellas, seguido del deseo por las que mejor le encajan, y por último, la compra cuando una de ellas le ha convencido lo suficiente.

Por diversos motivos, la más  importante es que emula el proceso natural de compra y trata de optimizarlo en cada una de las etapas que la compone. En la actualidad es muy difícil obtener una venta de primeras, a no ser que sea una tienda de productos de primera necesidad.

Con un estudio minucionso podemos obtener gracias al  embudo de venta saber el porqué del interés hasta la compra, demostración, confianza, resultados…

¿Qué fases tiene un embudo de ventas?

  • La primera es la de atención o concienciación, es decir, que el cliente se dé cuenta de que somos una solución, esta fase también puede implicar las primeras tomas de contacto que no terminan en compra. Esta primera toma de contacto lo logramos a través de la publicidad, de las publicaciones en redes sociales, blogs y contenido de interés realcionado con nuestra empresa. 

Una vez que conocen el producto o servicio, puede indagar cual es el que mejor se ajusta a sus necesidades, consultando reseñas en la web o consultando a amigos o familiares

Esta sería la boca del embudo o el top of the funnel, mucha gente podrá ver el anuncio pero pocos de ellos caerán y seguirán hacia adelante.

Es decir que si hay 100 personas que hacen clic en un anuncio, 30 de ellas seguirán  a la siguiente fase y quizás 20 de  ellas pasaran  a la etapa posterior y finalmente 10 de ellos comprarán el producto. El resultado es que la cifra de los interesados que realizan la primera fase se va disminuyendo, de ahí la simbología del embudo.

  • La segunda fase o fase de interés ocurre cuando el cliente potencial ha mostrado suficiente inclinación por nuestro producto o servicio y quiere más información. Una de las  muestras de interés que puede tener un cliente es guardar nuestro correo electrónico, en resumen hay un inicio de conversión. Es importante saber quiénes  son los futuros clientes y qué les interesa.
  • La tercera fase o la etapa del deseo es el punto en el que el cliente ha mostrado interés de nuestro producto y servicio pero todavía no está preparado para hacer la compra, en esta etapa se debe enseñar al cliente por qué merece la pena que lo compren. También podemos dar muestras gratuitas en esta etapa para que los clientes puedan ver resultados antes de comprar el producto. La clave de esta etapa es aumentar el deseo del cliente para que avance a la siguiente etapa. Este es el fondo del embudo o bottom of the funnel.
  • La cuarta fase o la etapa de acción o compra es cuando el cliente ya está convencido, confía en nosotros gracias a las anteriores fases y está listo para comprar. Así que cerramos la venta.

  ¿Qué efectividad tiene el embudo en el sector del marketing? 

El embudo de ventas también viene bien para que una empresa sepa cuanta gente se interesa en  ella y cuanta de ella se convierte en cliente. Esto nos puede venir bien para:

  • Comparar con otros negocios y ver que tal lo estamos haciendo
  • Hacer un seguimiento en el tiempo de la efectividad de nuestro marketing.
  • Ver que fases del embudo tienen más éxito.

Eso es primordial para poder saber dónde estamos fallando y mejorarlo. Si vemos que el número de futuros clientes que pasan de fase a fase es pequeño, debemos ver qué podemos  hacer en alguna de las fases para mejorarlo.

Image

Golden Soft®️ Web Oficial.