Jubilación

Es el acto administrativo por el que un trabajador en activo, por cuenta propia o ajena, solicita pasar a una situación pasiva o de inactividad laboral tras haber alcanzado la edad legal para ello. En este caso recibirá una pensión de jubilación que la pagará el Instituto Nacional de la Seguridad Social. La jubilación en España se situaba a los 65 años en el 2012. A partir de esa fecha, y después de una reforma legislativa, la edad legal para la jubilación se incrementa hasta llegar a los 67 años en el año 2027. Los años mínimos de cotización son 15 años, además, dos de esos quince años han de estar comprendidos en los quince años anteriores a la jubilación. Existen 2 tipos de jubilación: Contributiva y no Contributiva.

Jubilación activa

Es la situación en la que un trabajador que ha llegado a la edad legal de jubilación decide alargar su vida activa mientras cobra parte de su pensión. La cuantía de la pensión en estos casos será el equivalente al 50% del importe que se hubiese determinado en el reconocimiento inicial, aplicando el límite máximo de pensión pública si procede.

Jubilación anticipada

Es una situación para determinadas personas, que deben cumplir una serie de requisitos, puedan dejar de trabajar y cobrar su pensión de jubilación antes de la edad ordinaria que se requiere para jubilarse. Existen dos tipos: Voluntaria, es decir el trabajador, decide jubilarse anticipadamente por decisión propia. Debido a su situación personal, familiar o económica, puede decidir que le compensa jubilarse antes de lo establecido y Forzosa, es cuando el empleado no es el que decide, sino que es voluntad (o necesidad) de la empresa que le tiene contratado. Este tipo de jubilación se genera mediante un despido individual o colectivo.
Image

Golden Soft®️ Web Oficial.