Pagos

Es el acto de entregar una cantidad de dinero para saldar una deuda pendiente o para compensar un bien o servicio que hemos recibido. Existen varias formas de pago: Pago al contado, cuando se efectúa el pago al momento de usar el servicio o de adquirir el bien, sin tiempo de espera, Mediante transferencia, permite pagar el bien o servicio cuando dispongamos de dinero suficiente y Dación (derecho) en pago, cuando no podemos pagar el bien o servicio, podemos establecer una fecha de vencimiento posterior (normalmente son 30, 60 o 90 días) para poder pagarlo. La dación en pago también puede postergarse a un tiempo superior, dependiendo del importe pendiente a pagar.

Proveedor

Es una empresa o persona física que proporciona bienes o servicios a otras empresas o personas. Dependiendo del tipo de servicio o mercancía que nos preste el proveedor, existen 3 tipos: Proveedor de bienes, serían artículos o bienes tangibles, Proveedor de servicios, este proveedor no aporta material sino un servicio o actividad y Proveedor de recursos, son los encargados de cubrir las necesidades económicas, es decir bancos, entidades financieras, etc.

Privacidad y protección de datos

Es un derecho fundamental de toda persona a tener el control de aquellos datos que puedan identificarla personalmente. El artículo 18.4 de la Constitución Española dice que “la ley limitará el uso de la informática para garantizar el honor y la intimidad personal y familiar de los ciudadanos y el pleno ejercicio de sus derechos”.

Provisiones

Es un pasivo que consiste en reservar una serie de recursos para hacer frente a una obligación de pago prevista en el futuro. Las provisiones de incluyen dentro del pasivo en un balance, no obstante existen diferentes tipos de provisiones que, en función de su vencimiento, se han de situar en una u otra parte de este estado financiero. Si se estima su cancelación en un periodo mayor de 1 año, se incluye dentro del pasivo no corriente pero si su cumplimiento es a corto plazo, se indica dentro del pasivo corriente. También se clasifican en función de la naturaleza de la obligación para la que se destinan.

Programa de contabilidad

Es un programa informático destinado a sistematizar y simplificar las tareas de contabilidad de una empresa. Las principales funciones son: Contabilizar todas las partidas contables, agrupación de las facturas, control sobre las nóminas y los impuestos, análisis económicos y financieros y generar informes y conclusiones según los datos recogidos.

PYME

Es el acrónimo de pequeña y mediana empresa, es decir es aquella empresa que cuenta con ciertos límites ocupaciones y financieros prefijados por los Estados o regiones. Los tres criterios fundamentales que determinan el tipo de empresa, y por consiguiente si es una pyme o no son: la plantilla que la forma, el volumen de negocios y su balance. Las pymes se dividen en tres clases: Microempresa, es aquella que tiene hasta 10 trabajadores y su volumen de negocio o balance anual no supera los 2 millones de euros, Pequeña empresa, es aquella que tiene menos de 50 trabajadores y su volumen de negocio o balance es inferior o igual a 10 millones de euro y Mediana empresa, es aquella que tiene menos de 250 trabajadores y su volumen de negocio es menor o igual a 50 millones de euros o un balance que no supere los 43 millones de euros.

Programa de facturación

Es un programa informático que facilita la organización, emisión y gestión de las facturas de una empresa. Las principales funciones son: Registro de facturas de clientes y proveedores, control de almacén, control de tesorería. El objetivo de dicho programa es poder centralizar, controlar y procesar toda la información relativa a la empresa.
Image
© 2021 Golden Soft, S.L.